Las candidaturas de Cinthya

Los Políticos

Salvador Muñoz

Yo no lo sabía, pero me dicen que sí se puede, o al menos no está prohibido, que por eso así lo hizo: Se registró como precandidata a diputada local y a la vez, como precandidata a diputada federal. El caso es que si por alguna razón ella no queda, es posible que sus bonos suban… ya saben, a veces perdiendo, se gana.

Me refiero a Cinthya Lobato Calderón, actual diputada de la LXIV Legislatura, quien como un gran número de legisladores, pretende hacer uso de esta reciente figura llamada “reelección”, aunque en su caso, ahora la buscará por la vía uninominal.

El cariz que toman las aspiraciones de Cinthya Lobato haga de cuenta que es una enorme nube negra que se aproxima echando rayos y centellas por los contendientes a los que se ha de enfrentar la diputada en pos de esas dos candidaturas.

Por un lado, la candidatura local del Distrito XI, Cinthya ha de disputarla con Sergio Hernández Hernández, compañero y su líder de bancada con quien es innegable el desencuentro que tiene con él.

Por otro lado, por la curul federal del distrito 8, Cinthya compite con Noreya Portilla Gumecindo, quien por cierto, viene siendo posición de Rogelio Franco Castán, el secretario de Gobierno. A ello agregue que Noreya es hermana de la actual alcaldesa de Juchique, Lizbeth Portilla.

Imagine que la decisión del PAN se inclinara a favor de Sergio Hernández; bueno, uno pensaría que le queda la otra opción a Cinthya… ¿y si la candidatura le favorece a Noreya?

Uno con su pecho sano, podría decir que son los vaivenes de la democracia, donde ningún resultado deja a todos contentos, pero sí a la mayoría. Sin embargo, debido a los antecedentes que hay de Cinthya con el Comité Directivo Estatal del PAN, donde hasta el vocero de dicho partido, José Manuel “El Chino” Siu Vargas, sacó del grupo de Whatsapp a Lobato Calderón, la decisión adversa en cualquiera de las dos posibilidades, podría capitalizarla Cinthya.

Sí, porque perdiendo a veces también se gana. Si el PAN no quisiera pasar como el villano de Cinthya ante los ojos de la opinión pública, a lo mejor en una de ésas tendría que negociar con Lobato Calderón una “pluri”… aunque claro, en el caso de Sergio Hernández, habría que analizar el posible escenario de que la dejara pasar por la vía uninominal y él entonces aceptara jugársela igual en una pluri y si sabe mover sus cartas, yendo entre los primeros lugares. No sé si el mismo cuadro cupiera para la candidatura federal, aunque siendo el secretario de Gobierno, es posible que para Franco sea más fácil negociar una pluri para Noreya en el PRD para dar luz verde a Cinthya y entonces que ella busque los votos por los municipios que demarcan el distrito 8.

Aunque si analizamos el “score” de Cinthya, como que los “momios” en las últimas contiendas electorales no le han sido favorables; en el caso de Sergio y Noreya tienen tabla rasa porque sería la primera vez que compitieran directamente en las urnas… habrá que ver el desenlace de este nuevo episodio del PAN y ver al final cómo es que lo resuelven.

II

Caso similar es el que vive el PVEM en Boca del Río por la curul federal, aunque sin llegar a tales extremos blanquiazules. Allí, hay cuatro tiradores: Manuel Cerdán, Ángel Maldonado, José González y Antonio del Río. Hasta donde se tiene entendido, de esas cuatro barajas ha de decidir el PVEM su candidato, aunque haya priístas que no lo entiendan… como fue el caso de Carlos Nosti, quien hizo su show al intentar bajar del presidium al empresario Del Río, quien era invitado especial en dicho evento donde estuvo Pepe Yunes y Javier Herrera. ¡Todavía peor! en lugar de darle dependencia a su pareja, Andrea Yunes Yunes, quien todo indica irá como candidata verde a diputada local por Boca del Río, ¡se la pretendía llevar del evento!

Ojalá pronto el PRI le dé una oportunidad a Carlos Nosti, quien ya quiso ser regidor, dirigente municipal del partido y hasta candidato a diputado, pero nomás no ve la suya…

III

Tiro de gracia: Como ciudadano, como padre, como amigo, celebro el operativo que dio como resultado la detención de más de una decena de policías involucrados en la desaparición forzada de varias personas. Al igual que quizás alguno de ustedes, he sido receptor de historias que vivió (y para contarla) el hijo de una amiga; también he llorado la desaparición de un amigo; o he escuchado los sucesos más espeluznantes que ni en mis tiempos de reportero de nota roja vi jamás… ¡exacto! Sólo la narración me estremeció más de lo que mis propios ojos vieron en esos tiempos.

Con Tiro de Gracia, está por cumplirse un ciclo de muchas madres, padres, hermanos, esposas, hijos, a quienes les arrebataron a sus seres queridos… ¡Justicia! El otro ciclo se llama Paz, que sólo ha de hallarse cuando ellos, sus desaparecidos, sean encontrados y entregados a sus familiares.

Por supuesto que si uno busca, Tiro de Gracia puede tener las aristas políticas que uno quiera, pero si la Ley se aplica y hay una sentencia condenatoria, ojalá entonces ello sea un detonante en todo el país que genere la esperanza de que es posible acabar con la impunidad, ya no sólo de los políticos corruptos, sino también de sus cómplices criminales.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.