Persiste tradición de Día de Muertos en Los Tuxtlas

Día-de-Muertos San-Andrés-Tuxtla-0008IR

 

Informantes en Red

 

San Andrés Tuxtla, Ver.- El olor a nanche curtido, las coronas con flores de papel encerado y alambrón revestido, el papel picado, el pan de muerto en las vidrieras de la tradicional “Panificadora San Andrés”, las flores de temporada, todo junto anuncia la fecha en que por tradición, los mexicanos celebramos el día de muertos.

 

Heredado de generaciones prehispánicas, el culto a la muerte, como extensión de la vida y recompensa al guerrero, fue mutando, adaptándose, resistiendo la inquisición y las doctrinas religiosas, hasta permanecer hoy en el colectivo cultural del pueblo mexicano, aun cultivado en aulas, como la Escuela Secundaria y Bachilleres Doctor Isaac Ochoterena, el Conalep, el CETiS 110, varias primarias y algunos jardines de niños, donde se prepara la elaboración de altares, recordando a personas que con su obra, se volvieron eternos, retando a la muerte, siempre extrañados, jamás olvidados.

 

Para conmemorar el día de muertos en la región de Los Tuxtlas, algunos que migraron a otros puntos del estado y del país, vuelven a honrar las tumbas de sus seres queridos. Una afluencia de cientos de visitantes se registra para estas celebraciones; en los panteones municipales se afinan detalles para esta fecha, donde también participan autoridades municipales y de salud, implementado un par de acciones para mantener libres de larvas y limpias las tumbas de los panteones municipales, limpiando la maleza del área de jardines, dejando presentable la última morada de aquellos que fueron y hoy se siguen recordando.

 

Afuera del panteón, se lee en la parte superior del amplio pórtico: “Orad por los que fueron, ellos ayer vinieron”, recordando al visitante que algún día acompañará a sus difuntos o serán otras generaciones las que acudan a llevarles flores y a limpiar su tumba.

 

Desde temprana hora del sábado y domingo, se verán seguramente, cientos de personas arribando a los panteones de la región como parte de la tradición de celebrar a los muertos que se realiza en estos dos primeros días de noviembre.

 

Un gran número de personas acude con flores, agua y herramientas para hacer limpieza a las tumbas de sus seres queridos y celebrar con ellos el Día de Muertos, festejo que se realiza desde la época prehispánica en nuestro país.

 

El panteón municipal de San Andrés Tuxtla abrirá sus puertas muy temprano, previendo la gran afluencia de ciudadanos que visitan a sus queridos difuntos. La mayoría de las tumbas se vestirán con flores color naranja; el tradicional cempasúchil, ese repollado clavelón amarillo que en un principio era llamado por los ancestros cempaxóchitl, y con el paso de los años el lenguaje le ha modificado la fonética y la gramática.

 

Sin duda, para el mexicano, que se ríe de su desgracia, que reta a la muerte a diario, que vive al día en un estado fallido, la muerte sigue siendo la menor de sus preocupaciones, pues la celebración del 1 y 2 de noviembre es en todo caso, una fecha importante para recordar a los seres queridos.

 

Hay que honrar a los difuntos este Día de Muertos, pero hay que mantener limpios los sepulcros todo el año. No olvide poner un altar con dulces, tamales, pan o fruta, por la persona querida que ha partido, por que celebrar la muerte, es la mejor forma de recordarnos que estamos vivos.

Dia-de-Muertos_Panteon_San-Andres-0009IR

 

 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.